PREGUNTAS FRECUENTES DE ACUPUNTURA

Su mecanismo de acción se relaciona con la capacidad de afectar el flujo del Qi a través de los puntos acupunturales ya sea con masaje o con agujas, sin embargo la medicina occidental a intentado conocer científicamente estos mecanismos  logrando algunas respuestas como es en el caso del dolor donde se impide la trasmisión del nervio  y en algunos casos se puede tratar la causa como en el dolor de cabeza causado por problemas de cuello.  También se detectó liberación de sustancias antiálgicas y antiinflamatorias a nivel cerebral y medular como las endorfinas, cortisol, serotonina, oxitócica (regula el estado de ánimo) además de influir en el sistema autónomo el cual regula los órganos internos.

En realidad la sensibilidad de cada persona es muy diferente, objetivamente la aguja es muy delgada y existen muchos sensores en la piel pero esta sensación es muy corta, también se realizan estímulos determinados con la aguja que pueden generar sensaciones leves de adormecimiento, corriente o pesadez en la zona de estimulación. La sensibilidad varia también dependiendo los putos a utilizar y la técnica del terapeuta.

No existen efectos secundarios en la acupuntura, sin embargo, una mala técnica, usar puntos prohibidos, o una profundidad inadecuada en la inserción de agujas puede provocar dolor o perforación de órganos internos, por lo tanto, el terapeuta debe tener una formación académica adecuada en Acupuntura para realiza una terapia efectiva y segura para los pacientes ¿Hay riesgo de contagios como SIDA, hepatitis, infecciones, etc.
No existe posibilidad de contagio, debido a que en Chile las agujas son desechables, estériles, hechas de acero inoxidable y selladas individualmente.

Esto depende de varios factores como la gravedad, la duración y el motivo de consulta. Para enfermedades agudas o que recién comienzan una o dos sesiones pueden ser suficientes  y para problemas crónicos o enfermedades graves se requiere más tiempo, pero generalmente se nota mejoría sesión a sesión. Recuerde que el proceso de enfermarse lleva algún tiempo y la curación igual.

Las agujas generalmente permanecen puestas en el paciente de 20 a 40 minutos. En el caso del masaje también varía el tiempo dependiendo el objetivo que se esté realizando, ya sea soltar un músculo, relajar un tendón o generar un estímulo específico en un área determinada. De cualquier manera las sesiones duran alrededor de 1 hora.

Esto depende del problema que se este tratando y la etapa del tratamiento. Por lo general se realiza de 1 a 3 sesiones por semana y en tratamientos largos se va disminuyendo la frecuencia. En los casos de trabajar preventivamente se realizan sesiones cada 15 días.

Los pacientes deben comer y tomar agua adecuadamente al menos el día de la sesión. Además de advertir al terapeuta de sus enfermedades, operaciones y en el caso de mujeres si están menstruando ya que el masaje aumenta en gran medida la circulación.

Primero se realizara una entrevista para obtener información de su situación de salud, hábitos, antecedentes, signos y síntomas. Luego se pasa al espacio clínico que está especialmente preparado, con temperatura apropiada, aromas naturales, música, iluminación tenue y una camilla tipo SPA preparada para que pueda relajarte plenamente. Luego se realizara acupuntura o masaje que lo inducirán a un completo estado de bienestar físico-mental.