El Masaje Descontracturante constituye una forma natural de sanación y cualquier persona puede realizar un masaje sólo llevando la atención al presente y dejándose fluir. Estamos hablando del masaje como una forma de conexión con el otro y no como una forma curativa que ya requiere de una formación. A continuación, describiré una serie de elementos comunes para la preparación en cualquier tipo de masaje.

¿CÓMO PREPARARTE PARA DAR UN BUEN MASAJE?

Es fundamental mantener una buena disposición mental y completa atención al momento presente y al receptor para que se logre un flujo positivo de energía. Es de gran ayuda trabajar con una respiración lenta pausada y profunda.

  • La actitud

    Lo fundamental para realizar un buen masaje es tener una actitud amorosa y de observación a través de la cual podamos percibir y empatizar con nuestro receptor.

  • La camilla

    La camilla es un elemento muy importante para realizar masaje, no sólo por evitar una excesiva flexión lumbar en el paciente por lo blando de una cama, sino también para cuidar la espalda y del masajista y para contar con una buena posición para aplicar las fuerzas en el masaje. Realizar masaje en una colchoneta en el suelo, se puede hacer de manera correcta, no obstante, son pocas las personas de occidente que están preparadas en flexibilidad y conciencia corporal para entregar masaje en esta posición.

  • Ambiente

    El entorno donde realicemos el masaje debe ser cálido y confortable, con colores claros que induzcan a la relación como el blanco, colores beige, verdes y amarillo.

  • Temperatura

    La temperatura del lugar debe ser agradable a unos 23 a 25 grados, considerando que el masaje, disminuye ligeramente la temperatura del receptor.

  • Almohadas

    Es de ayuda contar con almohadas de diferentes tamaños para acomodar al paciente en posición decúbito prono (boca abajo), se pueden ubicar una a nivel de su vientre inferior y otra delante de sus tobillos para flectar ligeramente sus rodillas ayudando a relajar tobillos y mejorando la irrigación sanguínea de la zona lumbar.

  • Preparación previa

    Justo antes de comenzar el masaje, es importante tomar unos minutos para relajar y soltar el cuerpo y llevar la atención al presente y al receptor.

  • La Comodidad necesaria

    Al realizar el masaje, se debe estar siempre en una posición cómoda y cualquier molestia o dolor debe ser considerada como una señal de que algo no anda bien. Si logramos relajarnos y fluir con el masaje, podremos trasmitirlo al receptor, pero si estamos tensos y rígidos, será ésto lo que transmitamos.

  • Desde donde surgen los movimientos

    Todo el masaje debe ser realizado siempre desde nuestras piernas para proyectarse un la zona que realicemos el masaje, la espalda se debe mantener recta y el abdomen firme.

Cursos de Masajes en Biocentro

En Biocentro, estamos comprometidos con entregar una educación de calidad y que el masaje se siga desarrollando de manera profesional. Te invitamos a revisar nuestras diversas propuestas en Cursos de Masajes aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *