HONG KONG.- Potenciar el efecto de las agujas de acupuntura con pequeñas corrientes eléctricas sería efectivo para tratar la depresión, reveló un estudio realizado en Hong Kong.

Dirigidos por Zhang Zhang-jin de la Facultad de Medicina China de la Universidad de Hong Kong, los investigadores usaron electroacupuntura para estimular siete zonas de la cabeza en 73 participantes que habían padecido severos lapsos de depresión en los últimos siete años.

La electroacupuntura se administró junto con la medicación que los pacientes ya estaban tomando e implicó un refuerzo del tratamiento, dijo Zhang en conferencia de prensa.

La mitad de los pacientes recibió electroacupuntura nueve veces durante tres semanas, mientras que en la otra mitad, el grupo placebo o de control, sólo se insertaron las agujas superficialmente en las cabezas.

Luego, los pacientes fueron evaluados por expertos para determinar sus niveles de depresión y se halló que el grupo que recibió la electroacupuntura genuina estaba mucho más feliz.

“La reducción (en los registros de depresión) en el grupo que recibió el tratamiento activo fue más significante que en la cohorte placebo”, dijo Roger Ng, otro investigador del equipo, que publicó sus resultados en la revista PLoS (Public Library of Science) ONE.

“Cuando son estimulados los puntos acupunturales, se ven estimulados también algunos centros del cerebro responsables de la producción de serotonina”, explicó Ng, consultor del departamento de Psiquiatría del Hospital Kowloon en Hong Kong.

Se cree que un desequilibrio en los niveles de serotonina estaría relacionado con la depresión, que afecta a alrededor del 20 por ciento de las personas en algún momento de la vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que para el 2020, la depresión rivalizará con la enfermedad cardíaca como el trastorno de salud con mayor carga de enfermedad en el mundo. Zhang dijo que su grupo evaluará realizar otro ensayo donde se emplee electroacupuntura sólo en pacientes que padecen depresión leve.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *