Espondilitis Anquilosante

Es una enfermedad reumática autoinmune que va progresivamente anquilosando las articulaciones lo que causa rigidez, dolor e inflamación, por tanto corresponde a un tipo de artritis crónica.
Con el tiempo y el desgaste producto de la inflamación, los huesos de la articulación pueden llegar a soldarse causando rigidez total.

espondilitis anquilosan

Afecta principalmente a la columna, especialmente la parte cervical, lumbar y articulación sacroiliaca, pero también puede aparecer en rodillas, caderas, hombros, articulaciones intercostales, esternón y talón del calcáneo
Muchas veces el problema comienza como un lumbago que va y viene, que va aumentando en intensidad y frecuencia a medida que progresa la enfermedad.
El dolor mejora con el movimiento y empeora en la noche con el reposo, incluso el paciente puede llegar a despertar por el dolor.

Al ser una enfermedad sistémica, puede afectar a otros órganos como riñones y pulmones, además puede generar inflamaciones oculares. También es común la falta de apetito, fiebre leve y colitis
La enfermedad se diagnóstica a través del examen físico, radiografías, resonancia magnética y exámenes de sangre

Tratamiento

El tratamiento convencional involucra el uso de antiinflamatorios y en casos donde hay más dolor corticoesteroides como la prednisona, otras veces se utiliza la cirugía cuando el daño de la articulación es severo. Muchas veces esta enfermedad es tratada de forma multidisciplinaria por sus diferentes síntomas; oftalmólogos, gastroenterólogos, reumatólogos y fisiatras.
El progreso de la enfermedad es poco predecible y los resultados diversos

La Medicina China, a través de sus métodos de observación y diagnóstico, es capaz de encontrar alteraciones funcionales en órganos que pueden ser la causa de la espondilosis, además de tratar con masaje Tuina la musculatura implicada en la articulación lo que ayuda a recuperar la movilidad y aumentar la reparación del tejido a través de la sangre, también se utiliza la acupuntura para desinflamar los tejidos afectados y aliviar el dolor.

Algunos consejos si ya padece la enfermedad o se siente identificado con los síntomas:

  • Visite a su reumatólogo para el diagnóstico
  • En caso de indicaciones invasivas, siempre consulte una segunda opción
  • Visite a su terapeuta en Medicina China para ver por usted mismo los resultados que tiene la terapia.
  • Mejore su alimentación
  • Manténgase activo y cuide sus posturas