La diabetes

La Diabetes mellitus, consiste en una seria de trastornos metabólicos que tienen en común una concentración elevada de glucosa en la sangre que es persistente. Puede deberse  a una baja producción de insulina,  un efecto deficiente de la misma, o ambas razones simultáneamente. También pueden existir problemas en el metabolismo de minerales, electrolitos, proteínas y lípidos.

Los pacientes con Diabetes, sufren de complicaciones en diferentes sistemas de órganos, entre ellos:

  • Afección de riñones que puede llegar a una insuficiencia renal severa con necesidad de diálisis y posterior trasplante.
  • Problema circulatorio que puede terminar en amputación.
  • Compromiso en la visión, que puede terminar en ceguera.
  • Compromiso del corazón, y de la irrigación cerebral que pueden terminar en infartos.
  • Compromiso del sistema nervioso.

Diagnóstico de la diabetes

Habitualmente primero se supone la existencia de Diabetes por tres síntomas principales

  1. Exceso de sed (polidipsia)
  2. Aumento en la emisión de orina (poliuria)
  3. Aumento de apetito (polifagia)

También existen otros síntomas, menos recurrentes tales como

  • Pérdida de peso sin una razón.
  • Mucho cansancio
  • Disminución de la agudeza visual
  • Parestesias en extremidades.
  • Cicatrización lenta

El estudio se basa en la medición de la concentración de glucosa en el plasma sanguíneo con cifras mayores de 200 mg/dl (2 horas después de comer) y en ayunas mayor a 126 mg/dl. (8 horas sin comer)

¿Se puede comer cualquier cosa?

La alimentación del diabético tipo 2 (90% de los casos) es la misma que se recomienda para una persona sana y es de 55% de carbohidratos, 15% de proteínas y 25% de grasas