Conoce y aprovecha al máximo tu Alimentación

La forma fundamental de obtener energía es a través de la alimentación. Todo lo que hacemos requiere energía, incluso cuando estamos estado de reposo nuestro organismo gasta energía, a fin de mantener el ritmo cardiaco, la respiración y temperatura del cuerpo (metabolismo basal). A través del metabolismo logramos descomponer materias complejas en materias simples, generando una liberación de energía.

La energía que proviene de los alimentos y la que utilizamos en el desarrollo de diferentes actividades, se miden en unidades llamadas kilocalorías (habitualmente conocidas como Calorías), además el consumo de estas kilocalorías puede aumentar en función de diversos factores, físicos o psicológicos, como; el esfuerzo, el miedo, la ansiedad y el estrés.

También es de gran ayuda el Masaje Descontracturante que a través de soltar nudos y tensiones logra mejorar la digestión optimizar la energía. Mejor opción aún es combinarlo con Medicina China y Acupuntura.

En la alimentación saludable debe existir un equilibrio entre la energía que es liberada y la que se gasta.

Los nutrientes esenciales se dividen en proteínas, grasas, lípidos e hidratos de carbono. Además existen otros componentes alimenticios importantes, entre ellos, las vitaminas, sales minerales, fibras, celulosa y agua.

Proteínas

Constituyen la mitad del peso seco del cuerpo y son necesarias para el crecimiento y regeneración de las células. Forman un tercio de cartílagos y huesos y un decimo de la piel y otros tejidos.

Las proteínas se componen de aminoácidos y hasta hoy se han podido identificar 22 de los cuales se componen lo aproximadamente 200 mil tipos de proteínas que constituyen nuestro organismo.

En el metabolismo las proteínas se descomponen en aminoácidos que son recuperados por las células para formar parte de su estructura.

El cuerpo humano puede sintetizar 13 de los 22 aminoácidos indispensables para la vida. Y los 9 restantes es necesario obtenernos a través de la alimentación.

Los aminoácidos además de ayudar en la formación de tejido orgánico, como músculos, nervios, cartílagos y huesos, también forman parte de hormonas, de anticuerpos, incluso forman parte de la hemoglobina en la sangre.

Las proteínas de origen animal poseen los 9 aminoácidos esenciales. Así mismo existen las fuentes de proteína vegetal que poseen sólo algunos de los aminoácidos esenciales.

alimentación saludable

Consejos para ti

Proteinas

-Prefiera carnes blancas, como el pollo, pavo y pescado.

-Disminuya el consumo de carnes rojas como vaca, cordero y cerdo, pero no las elimine por completo, ya que son una buena fuente de hierro.

-Elimine la grasa de las carnes rojas y la piel de las carnes blancas.

-Consuma pescado idealmente 3 veces por semana.

-Combine con proteínas vegetales y encuéntrelas en todas las legumbres y quinoa.

Grasas

-Disminuya las grasas saturadas y prefiera las monosaturadas como los aceites de oliva y almendra.

-Evite las frituras.

-Prefiera grasas vegetales a las animales.

-Retire la grasa de las carnes rojas y las pieles de las carnes blancas.

Hidratos

-Reduzca el consumo de hidratos de carbono refinados como el azúcar y chocolates.

-Prefiera los hidratos de carbono complejos, como las harinas integrales.

-Consuma de 3 a 5 raciones de frutas al día.

Grasas

Son alimentos de gran valor energético y necesarios para nuestro cuerpo. facilitan absorción de vitaminas A,D,E y K y son esenciales en el cerebro, la piel, músculos, el cabello, en nuestras defensas, a demás forman parte de la estructura celular.

Las grasas deben contribuir el 25% de las kilocalorías consumidas en nuestra alimentación. Participa en la formación de hormonas sexuales y ácidos biliares.

El colesterol, uno de los lípidos que esta presente en el cerebro y además en la membrana celular es fundamental en nuestro cuerpo, pero si se encuentra en altos niveles, este es depositado en las paredes de las arterias, formando placas que constituyen la ateroesclerosis.

 

Hidratos de Carbono

Usualmente conocidos como azucares, están compuestos de carbono, oxigeno e hidrógeno, formando la principal fuente de energía del cuerpo.

Cada célula de nuestro cuerpo debe recibir energía de manera regular a través de la azúcar contenida en la sangre y a su vez el azúcar de la sangre genera que el páncreas segregue insulina, que es una importante hormona que evita la acumulación excesiva de azúcar en el torrente sanguíneo.

La fructosa o azúcar de la fruta es un carbohidrato simple, esencial en el funcionamiento cerebral y formación de glóbulos rojos, además de requerir muy poca digestión para su utilización por el cuerpo humano. Por otro lado, los hidratos de carbono complejos, constituidos o formados por largas cadenas de moléculas de azúcar (también conocidas como glucosa) tienen que ser descompuestos por encimas digestivas antes de poder ser absorbidas por la sangre. En este caso la digestión es más lenta, de esta forma la glucosa es liberada lentamente al igual que la insulina; permitiendo niveles regulares de azúcar por un periodo de tiempo prolongado.

La insulina es a hormona que permite la absorción de glucosa por el hígado y por las células musculares, así como su conversión en energía. Su deficiencia provoca alteraciones del metabolismo de hidratos de carbono, grasas y proteínas. Por otra parte, altos niveles de azúcar en sangre (hiperglicemia), pueden provocar problemas de salud en corazón, nervios, aparato urinario, visión y extremidades. La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por la existencia de niveles altos de azúcar en la sangre.

 

grasas naturales

Consejos para ti

Grasas

-Disminuya las grasas saturadas y prefiera las monosaturadas como los aceites de oliva y almendra.

-Evite las frituras.

-Prefiera grasas vegetales a las animales.

-Retire la grasa de las carnes rojas y las pieles de las carnes blancas.

Proteinas

-Prefiera carnes blancas, como el pollo, pavo y pescado.

-Disminuya el consumo de carnes rojas como vaca, cordero y cerdo, pero no las elimine por completo, ya que son una buena fuente de hierro.

-Elimine la grasa de las carnes rojas y la piel de las carnes blancas.

-Consuma pescado idealmente 3 veces por semana.

-Combine con proteínas vegetales y encuéntrelas en todas las legumbres y quinoa.

Hidratos

-Reduzca el consumo de hidratos de carbono refinados como el azúcar y chocolates.

-Prefiera los hidratos de carbono complejos, como las harinas integrales.

-Consuma de 3 a 5 raciones de frutas al día.

azucares
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *